FORD FALCO VII GENERACION. EL FORD T DEL AÑO 2000






Continuando con este repaso desordenado de los distintos restyling que tuvo el Ford falcon, hoy nos toca hablar del último de ellos. Apenas arrancaba la tumultuosa década de los 80’s, la democracia aún era un sueño posible en nuestro país, y sin saberlo, nos meteríamos en una guerra contra una gran potencia intentando recuperar lo nuestro (al menos eso es lo que dicen lo libros de historia oficial) en este contexto, y con la reciente irrupción de autos importados a nuestro mercado, la Ford tuvo que ajironarse a los tiempos, y optar por hacer del falcon un auto completamente nuevo, o modernizar a su caballito de batallas de cara a su cumpleaños número 20. Esta última fue la decisión finalmente tomada y la Ford se propuso modernizar completamente al Falcon, pero sin perder sus tan características líneas.

Esto dio como resultado (visto desde el siglo XXI) un automóvil extraño, dado que su A.D.N. era completamente norteamericano, mas sus detalles y accesorios tenían más que ver con lo europeo. La gran presencia de plásticos y la ausencia de cromados, junto con el cambio de la denominación Futura por Ghia para su versión más equipada, son prueba de esta última afirmación. Es importante señalar que este término, ghia, proviene de una famosa carrocera italiana.





Entre los cambios mas significativos, tenemos ópticas traseras de nuevo diseño, las más grandes que ha tenido el modelo en toda su historia, pero a su vez la más completa, ya que poseía las luces de giro en una bombilla separada.




Los paragolpes, son de los pocos elementos cromados que permanecen, son de nuevo diseño e incorpora punteras plásticas, muy de moda por esos años. Las baguetas que envuelven el auto, son de goma negra, cumpliendo una mejor función de protección para la pintura.

La parrilla es plástica, con líneas horizontales y el ovalo azul en centro.





El modelo ghia, incorpora por primera vez llantas de aleación, con un diseño muy parecido al del Taunus Ghia, pero obviamente con cinco agujeros.

En el interior, se modificó el tablero, con un diseño más moderno, cuadrado, pero a la vez más completo, dejando las tres esferas que acompañaba al falcon desde hace casi 10 años. También las manijas de apertura de puerta son de nuevo diseño. Las ventanas delanteras pierden su clásico ventilete, que era parte del modelo desde su lanzamiento en el año 1962, lo que le daba un aire más actual y renovado.






Mecánicamente se mantienen los ya clásicos motores de 188 y 221 pulgadas cubicas, renombrados por sus centímetros cúbicos, siendo ellos 3.0 y 3.6 respectivamente. También se ofrece como opcional por primera vez, la caja automática, aunque no fue el éxito esperado para la marca. Otra de las curiosidades mecánicas de esta generación fue la incorporación de un motor de cuatro cilindros y 2300 c.c. Provenientes del taunus, esto hecho en post de mejorar el consumo, más el resultado no fue el esperado, tanto en autonomía como en ventas.





Respecto del andar, se hicieron modificaciones para darle una suavidad de andar que no se veía hace décadas, dado que el auto hasta este año era más bien “duro”.

Visto desde estos tiempos, es importante destacar que esta línea tiene el “chaperio” que más se pudre, por lo que no es raro ver autos de esta generación en estados deplorables, aun más que autos con mas años encima.

A continuación, les dejamos este hermoso ejemplar de esta última generación del falcon, para que lo conozcan en video:





28 vistas

Contactanos 

© 2018

Posadas, Misiones Argentina

51204950_1166404916855512_57115887759901
51430993_288178771810700_237581573163686