HASTA SIEMPRE TATI!

Cuando me senté frente a computadora, esta nota iba a ser sobre el impecable debut de las tc pick up, pero la vida de un golpe seco te demuestra lo amarga que puede ser, es que el automovilismo Argentino perdió buen piloto pero sobre todo una gran persona.







Y es que en las primeras horas de la tarde de este domingo 23 de septiembre nos enteramos del paso a la inmortalidad del Tati Angelini.

Todo comenzó hace un par de semanas cuando el Juan Marcos pudo hacerse de un nuevo avión, un Pitss, para reemplazar a su Rv y así darle riendas sueltas a su otra pasión, la cual era el circundar los cielos.




El oriundo de Carreras amaba el vuelo desde chico, cuando comenzó a practicarlo con su padre en un ultraliviano, un DP1. Al cumplir sus 17 años pudo hacerse con su licencia de piloto privado y así disfrutar de su adrenalinica actividad, de la aeronáutica acrobatica.

Y es que la adrenalina es producida en el cuerpo por los riesgos que conlleva una actividad, y en este caso esos riesgos se convirtieron en realidad

A principios de la tarde de este domingo, por razones que aun se intentan dilucidar, el avión propiedad de Angelini se desplomo matando en el acto a su tripulante. Se sabe que el Tati gustaba de hacer maniobras de acrobacia con su ave de acero y se cree que una mala maniobra realizando una de estas podría haber desencadenado esta tragedia, además su nuevo avión poseía características más propicias para el vuelo acrobático.




El mundo del automovilismo deportivo nacional aun no sale del Shock al despedir, más que a un rival, a un amigo, puesto que Juan era de esos tipos queribles, áspero en la pista, pero suave en el trato en la calle de boxes, y es que hasta el que esto escribe sufre su perdida, pues si bien no lo conoció demasiado, el poco trato que se tuvo fue el de los más amables obtenidos en el ambiente.



Juan Marcos nos dejo físicamente, pero vivirá eternamente en los corazones de los hinchas del automovilismo en general y en el de los hinchas de Dodge en particular, pues pese a no haber logrado la anhelada corona del TC, el “Tati” siempre estuvo ahí, peleando los campeonatos hasta la ultima fecha, brindándoles grandes emociones a sus fanáticos, y es que los hombres comunes mueren, pero como dice una canción de la banda Viticus, “un legendario muere en su ley” y sin dudas el Tati hoy se convirtió en Leyenda. Los que sentimos Amor por los fierros te vamos a extrañar



Contactanos 

© 2018

Posadas, Misiones Argentina

51204950_1166404916855512_57115887759901
51430993_288178771810700_237581573163686